La rana tosedora

Había una vez una laguna hermosa como un beso, de color esmeralda y aguas calmas alimentadas por pequeños riachuelos murmuradores. La laguna estaba llena de nenúfares de colores verdes muy diversos y flores, blancas y rojas. En algunas partes incluso ocultaban el agua completamente. Y donde hay nenúfares, necesariamente tiene que haber ranas. En aquella laguna vivían ranas verdes, azules y mismo algunos ejemplares de ranas rojas abandonadas hacía tiempo allí por unos humanos que las compraron como animales exóticos. La exóticas ranas consiguieron adaptarse al nuevo hábitat e hicieron amigos. Los distintos colores hacían un bello mosaico encima de la hojas de nenúfar.

Todas las noches las ranas hacían un coro y le cantaban a la luna una hermosa canción. En general una canción de amor porque así es como las ranas encuentran pareja, a pleno pulmón. El caso fue que después del último invierno, cada vez que empezaba el melódico coro había siempre un ruido molesto, como un estruendo repetido y repetido. Las ranas no lo podían creer y estaban seriamente preocupadas incluso algo enfadadas. Se decían unas a otras “Hay que ver que poco respeto por nuestro arte para estropearla de esta manera”. Y noche tras noche al empezar el concierto empezaba el ruido.

El resto de los animales del bosque, que acostumbraban a dormirse o a despertarse cuando eran nocturnos, con el sonido de estos batracios tampoco estaba contento con la nueva situación y comenzó la búsqueda del molesto animal.

Buscaron y buscaron pero no lograron encontrar al culpable. De manera que decidieron hacer una reunión comunitaria para resolver el tema. No faltó nadie porque el tema era de interés general. Pero no solucionaron nada. Sólo se enfadaron más y más y decidieron por unanimidad echar de la laguna a quien quiera que fuese el causante de este revuelo.

Imagen

La foto fue tomada de http://www.ecured.cu/index.php/Rana_jap%C3%B3nica

Pasaron dos días y se repetía el ruido. Pero el tercer día tras la reunión el “Gato Garabato”, un gran amante de la música que vivía en una casa cercana a la laguna y que tenía un gran oído musical decidió utilizar esta habilidad para estar atento y encontrar al culpable… después de media hora de buscar y buscar atentamente, en la esquina más alejada de la cara norte de la laguna, que es la más fría de todas y por lo tanto la menos visitada por las animales de sangre fría como las ranas, encontró debajo de un nenúfar de flores blancas y temblando de frío y de miedo a una pequeña ranita con el mayor resfriado que imaginar pudieseis. La pequeñita tenía tanto miedo a que la echaran de su hogar que cada día se alejaba más y más del centro de la laguna, al extremo más frío que empeora su resfriado. Y como era una rana y las ranas le cantan a la luna entonaba el canto con su mejor intención y empezaba a toser.

El “Gato Garabato” sintió mucha lástima por la pobre rana y aunque, como todos en la reunión le había parecido una buena idea echar al culpable del ruido, se sintió imposibilitado de cumplir la amenaza. Aquella pequeña rana de mirada clara y radiante y de voz dulce y cariñosa, no tenía mala intención, sólo una tos que no se le quitaba. Así que tomó una decisión y la llevó a su casa, que era muy calentita, la cuidó durante unos días, no la dejaba cantar por la noche, la arropaba mientras dormía y le daba leche caliente con miel para que le mejorase el catarro. Después de un tiempo en que la rana, que se llamaba Misichi* porque había venido del Japón, pudo salir nuevamente y a la laguna a cantar.

El gato, como buen amante de la buena música, estaba radiante porque con aquella nueva voz el coro de ranas sonaba infinitamente más hermoso. Los otros animales ya estaban más calmados porque llevaban días sin oír un ruido y la rana Misichi era la más feliz del mundo.

*Nota: Misichi no es un nombre japonés, se lo inventó la Mona Capuchina el día que decidió ser japonesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s